lunes, 10 de mayo de 2010

ESPARTAKUS


Más que una historia que muchos debemos haber escuchado alguna vez, deberíamos centrarnos en cosas que quizá en esa época fueron comunes o normales, como la esclavitud , vender y comprar personas consideradas inferiores y sin derechos como a su libertad. Los esclavos eran vendidos como mercancía y para saber a quién pertenecen eran marcados en el piel como ganando.
“Entre lo más bello, Roma”, se escondía lo mas inhumano, la esclavitud, y entre la esclavitud se encontraba Espartaco, un joven rebelde, hijo de esclavos, que como todo ser humano tenía un sueño que parecí a ser inalcanzable, no era un sueño cualquiera, su sueño era verse y ver a los millones de esclavos libres, libres de esas cadenas impuestas por quienes tenían el poder, libres para poder regresar a sus hogares, libres para poder ser humanos.
Al parecer esos deseos al borde de convertirse en una utopía, se encuentra con la motivación que le hacía falta, el amor de una mujer que le da fuerzas para seguir luchando por alcanzar sus sueños, con la rebelión de los esclavos y en comunidad entre ellos se crea un ejército para vencer el poder que los oprime.
Ni la esclavitud pudo con el deseo de ser libres, libres en la medida de lo posible, la poesía una forma:
…“Ahora estoy solo y perdido
En el mundo vasto y lejano
Pero aun cuando el sol flamante cae
Y el mar descansa
Y el crepúsculo toca la tierra
Yo me dirijo a casa”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario